El nuevo diseño gráfico publicitario

 

 

 

El diseñador gráfico de hoy en día ya no solo tiene que tener nociones de estética.

Como muchas carreras ha tenido que evolucionar, ante los avances tecnológicos (Internet fundamentalmente), y para estar a la altura de la demanda laboral actual se ha tenido que unir con otras disciplinas e implementar en la malla curricular de la carrera cursos que permitan que el egresado tenga además nociones de comunicación, arte, marketing e incluso diseño de interiores.

Es un profesional capaz de entender la estrategia de una empresa para diseñar una forma diferente de conectarse visualmente mejor con los usuarios o clientes.

 

 

Más allá del diseño bonito

Ya no se es más el diseñador gráfico que sólo se concentra en que algo se vea estéticamente bien o atractivo. Aquellos que son capaces de crear “diseños bonitos” ya no son suficiente para las marcas o negocios. Ahora se necesita profesionales para quienes el diseño sea una herramienta estratégica para crear y generar impacto en las empresas, organizaciones y personas.

 

Un enfoque interdisciplinario

Para ir más allá de la estética, un enfoque interdisciplinario es necesario en el perfil de un diseñador. Por esa razón sus mentores han dejado de ser solamente diseñadores gráficos, sino que se incluye entre ellos a profesionales talentosos de otras disciplinas como: arquitectos, ingenieros, expertos en marketing, comunicadores e incluso psicólogos y antropólogos.

Con una base más amplia, el nuevo diseñador gráfico publicitario puede tener una perspectiva mayor que lo hace ser capaz de enfrentar nuevos retos sin dejar de tener como eje principal el diseño. Además, hace posible que este profesional sea capaz, no solo de liderar un grupo creativo, sino a un equipo multidisciplinario con el cual proponga soluciones al interior de la empresa, más allá de algo estético.

 

 

Una transformación de talla internacional

Los cambios son necesarios no solo para mañana ser profesionales requeridos por las empresas a escala nacional, sino internacional. Las propuestas sustentadas en la estética ya no son suficientes, es necesario que sean profundas en su propuesta a partir de entender las necesidades y motivaciones de las personas, para poder establecer vínculos entre ambos: personas (clientes/usuarios) y empresa.

Si es así, el diseñador gráfico ya no solo puede esperar a que le encargue “el diseño”, sino que está inmerso en todo el proceso estratégico para que de esa manera pueda satisfacer a los usuarios finales.

Quien quiera dedicarse a estudiar el nuevo diseño gráfico publicitario tiene que ser consciente de que no se trata solo de una carrera, sino de una nueva forma de ver el mundo y la vida. Abrazar la incertidumbre es una condición, ser insaciablemente curioso, de mente abierta y persistente una característica, libre de convencionalismos, sensible y con una gran motivación interior que le permita incluso no ver su trabajo como tal, sino como parte de su vida y de lo que lo apasiona.

Artículos Relacionados

Hoy la comunicación es móvil, interactiva y, virtual… y no podemos seguir formando profesionales para aquellos otros medios que corren el riesgo de extinguirse.

Lo de adentro importa y mucho, lo de afuera también. ¿Por qué es importante un empaque para el éxito de un producto o servicio? No sólo se cubren aspectos funcionales como proteger, informar, contener y usar.

Conoce cuál es el éxito detrás de ellas.