¿Qué es diseño gráfico estratégico?

Ante nuevas necesidades surgen nuevas soluciones y una de ella, en el campo del diseño, es el diseño gráfico estratégico. La carrera, como permite augurar en su nombre, prioriza el diseño con el objetivo de generar soluciones a problemas que pueden surgir tanto en ámbitos sociales como comerciales. Como se trata de una línea que va más allá de la estética, quienes egresan no solo son expertos en el diseño gráfico como tal, sino que nutren sus conocimientos con disciplinas como la comunicación, la psicología, el marketing, la antropología, entre otras.

 

Proceso creativo e innovación

Al ser partícipe de la creación de soluciones a los diferentes problemas que pueden surgir dentro de un emprendimiento, empresa, marca o institución, el profesional de esta carrera es capaz de aplicar el proceso y el pensamiento en diseño para innovar. La innovación es la transformación positiva de una realidad específica, ella se apalanca del pensamiento y proceso de diseño para dar solución poniendo en el centro a la persona, su problemática, necesidad u oportunidad.

 

Diferencias del diseño gráfico estratégico con el publicitario

En contraste con el diseño gráfico publicitario, que aplica el diseño para la comunicación visual, el diseño estratégico está más orientado a la innovación, el mejoramiento de procesos, sistemas, negocios, servicios, experiencias e incluso a la interacción humano-máquina.

Para el diseñador gráfico estratégico, articular las exigencias estratégicas de una empresa con las de los usuarios es necesario para poder diseñar o crear productos que estos últimos valoren. Un diseñador forjado en esta línea de carrera es capaz de comprender, además, la definición de tecnología y su aplicación para solucionar los problemas u oportunidades que identifique durante el proceso.

 

No solo se trata de diseñar

Como se puede prever, este perfil de diseñador, no solo diseña lenguajes visuales; debido a que forja su educación con un pensamiento estratégico vincula sus productos a la empresa, a las marcas, a quienes está orientado este negocio, siendo además consciente de cómo son estos usuarios finales, dónde, están, etc.

Así es capaz de brindar soluciones tras observar las métricas él mismo, sin necesidad de intermediarios, mejorando aspectos, como por ejemplo, la experiencia del usuario.

A diferencia de un administrador, que también ve métricas para tomar decisiones, un diseñador piensa en el cliente como un ser humano, más allá de un número, por lo que es capaz de diseñar soluciones tras entender el problema.

 

 

El diseño gráfico estratégico es una carrera interdisciplinaria

Al ir más allá de ámbitos estéticos la educación interdisciplinaria es un factor clave de la malla curricular de esta carrera. Y es que para proponer soluciones de este nivel se tienen que tener, además de conocimientos artísticos y estéticos, nociones de marketing, negocios, medios, etc. que permitan que la mirada del profesional se amplíe sin dejar de lado al diseño como eje.

Como un diseñador gráfico estratégico se podrá ser capaz de ir más allá de la comunicación de marca, y de campañas a un corto plazo y es que se es consciente de que los productos o los servicios de una empresa tienen que reinventarse para seguir siendo atractivos para los consumidores. Así no solo busca soluciones, sino que ve oportunidades para que, a partir de su pensamiento analítico y creativo, sea capaz de seguir brindando propuestas atractivas y funcionales para la empresa con la que trabaje.

 

Artículos Relacionados

Hoy la comunicación es móvil, interactiva y, virtual… y no podemos seguir formando profesionales para aquellos otros medios que corren el riesgo de extinguirse.

Lo de adentro importa y mucho, lo de afuera también. ¿Por qué es importante un empaque para el éxito de un producto o servicio? No sólo se cubren aspectos funcionales como proteger, informar, contener y usar.

Conoce cuál es el éxito detrás de ellas.