Víctor Pacheco

Estudiar en el IED me ha servido para mi formación profesional como para mi vida personal. He aprendido las estrategias de diseño que se utilizan en Europa gracias a que disponen de profesores que trabajan en grandes empresas del mercado y ellos traen el proceso de los trabajos y nos enseñan cómo realizarlos. Además de ello, un factor muy importante, es el trabajo real.

El IED trae clientes reales con problemas reales, nos reunimos con el cliente para el briefing. Desarrollamos el proyecto individual o en grupos con la dirección de un profesor especializado en el área del proyecto y finalmente lo presentamos al cliente nosotros, evalúa todas las propuestas, nos da su opinión y elige una con la que seguirá trabajando por lo cual el alumno elegido tendrá trabajo remunerado con la empresa o el cliente.

Además, el IED también ofrece varios talleres para el beneficio del alumno; como la creación de un currículo, de un portafolio en conjunto con profesores expertos de manera gratuita. Visitas a empresas del mercado especializadas en diferentes áreas del diseño y el alumno escoge a cuáles acudir. Por ejemplo, yo elegí asistir a la visita que se realizó a la empresa Saffron de consultoría de marca. Aquí tuve la oportunidad de conversar con el Director General de la empresa, quien nos explicó cómo abordan los proyectos, los clientes y de qué manera resuelven sus dudas. Conocimos las áreas de trabajo de la empresa y nos explicaron cómo se interrelacionan cada uno de ellos para el funcionamiento y entrega de un proyecto.

Personalmente, ha sido una experiencia enriquecedora ya que en las clases hay mayor interacción entre profesores y alumnos que trabajan en conjunto los proyectos, así como con los clientes también se tiene un diálogo personal con ellos y aprendes a tener reuniones profesionales que sirven mucho de práctica. Además, Madrid como ciudad ofrece varias propuestas de aprendizaje en el área de diseño, hay varios lugares que visitar gratuitamente y aprender sobre ello, como el museo ABC de ilustración, Matadero Madrid, La casa encendida. Pero no solo es una experiencia grata en el nivel académico, también lo es a nivel cultural ya que vivir en Madrid te permite conocer el estilo de vida, sus costumbres. Hay un gran intercambio cultural en el viaje ya que en el IED no sólo hay compañeros de España, sino de todo el mundo que al igual que nosotros viajan a realizar un intercambio al IED.

En conclusión, el intercambio realizado en el IED Madrid ha sido muy satisfactorio ya que permite contrastar y complementar el método de aprendizaje y trabajo que recibimos en UCAL. 

Víctor Pacheco  
9no ciclo | Diseño Gráfico Publicitario 
Institución educativa de destino: Istituto Europeo di Design (IED) – Madrid
País: España

Inscríbete aquí